webleads-tracker

El mantenimiento preventivo

Inicio » Mantenimiento » El mantenimiento preventivo

mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo se hace antes de una avería con el fin de evitar una avería de la máquina. Este mantenimiento preventivo puede realizarse aleatoriamente, sin seguimiento real de las máquinas, o puede planificarse a intervalos regulares.
Uno de los objetivos de este mantenimiento preventivo está claro, es reducir los costes por la disminución del presupuesto de mantenimiento, reducir las costosas operaciones de mantenimiento correctivo o la reducción de la carga de trabajo y el ahorro de sobreconsumo (eléctrico, diésel, grasas y lubricantes, piezas de repuesto) y ayudar a una gestión más apropiada de los stocks.

Pero, por otra parte, un material bien cuidado a su debido tiempo mejora las condiciones de trabajo: un transportador de cintas que pierde y crea polvo, un motor ruidoso o una correa usada generará una molestia sonora. Se pueden distinguir 3 clases de mantenimiento preventivo:

 

El mantenimiento sistemático

El mantenimiento sistemático está planificado sobre la duración en función de la utilización del producto o del elemento. Por ejemplo, el cambio de los filtros en el aire acondicionado de un coche se hace después de un periodo de tiempo con el fin de evitar una contaminación del habitáculo y la proliferación de gérmenes.

En la industria, podría tratarse de la correa de una máquina como un aspirador: el motor eléctrico arrastra una bomba como un Roots, por ejemplo, por una correa. Esta se cambia en función de la cantidad de horas o después de un cierto tiempo.

El mantenimiento previsional

En el caso del mantenimiento previsional, hay un seguimiento estricto del material por análisis o pruebas con el fin de determinar el estado del material y definir el periodo de intervención.

Por ejemplo, definir la calidad del agua de una piscina con análisis semanales ver diarios hasta llegar a una calidad límite y definir la fecha de cambio del agua.
En el sector industrial, el seguimiento de un material neumático como un calderín de aire comprimido que posee un certificado definiendo su periodo de utilización, debe controlarse regularmente para detectar cualquier fuga o fallo antes de la sustitución, reparación o renovación del certificado de prueba.

El mantenimiento condicional

El mantenimiento condicional se caracteriza por la introducción de un mantenimiento en la aparición de fallos o daños que puedan provocar una anomalía. Se trata de una inspección visual aleatoria o planificada.

Para ilustrar, un neumático cuyo indicador de desgaste empieza a estar desgastado, puede utilizarse. Visualmente, constatamos que hemos llegado al indicador de desgaste y entonces los límites del neumático están cercanos. Habrá que cambiarlo rápidamente.

En el medio profesional, un transportador de cintas cuya cinta empieza a agujerearse por la caída de las piedras o está arrancada en diferentes sitios nos indica que esta última debe cambiarse en cuanto antes con el fin de evitar un desgarro de la cinta incluso dañar la instalación.